EL SUEÑO DE LA UNIDAD. Por Harold Ruiz Moreno.

Harold Ruiz Moreno

Después de la recuperación del recontagio del covid19, agradecido con el arquitecto de la vida, mis hijos e hijas, la familia y los amigos de siempre  la atención de la misión médica, volvemos con la columna semanal.

Se acerca la renovación del congreso y la sucesión presidencial, y frente al fracaso del uribismo, con este gobierno arbitrario y autoritario del Sr Iván Duque Márquez, que ha demostrado que sólo se gobierna para los poderosos, sumados a los actos de corrupción, siendo los más emblemáticos, la ñeñe política, el Memo fantasma, que demuestran la alianza con el narcotráfico y el renovado paramilitarismo, entregarle billones de pesos en exenciones tributarias y lo ocurrido en cientos de casos de corrupción, siendo el último de estos días con la pérdida de los 70 mil millones del Mintic.

A este gris panorama se suma la tragedia humanitaria que viven las comunidades como fruto de la arremetida de este gobierno arbitrario que  limitan las libertades ciudadanas, masacres, desplazamientos, asesinatos sistemáticos de los líderes sociales y de los firmantes de la paz, la arremetida contra los jóvenes a quienes se asesina, mutila y desaparece, como lo ocurrido en el estallido social de 21N del año 2019, el levantamiento de septiembre del 2020, como respuesta al asesinato vil dé Javier Ordóñez, y a lo largo de los tres meses del paro nacional.

La primavera de movilización del estallido social debería ser interpretada por los líderes nacionales del centro y la izquierda democrática, reflexionando lo ocurrido en el pasado 2018, donde la mayoría del centro llamó a votar en blanco, favoreció el triunfo del uribismo.

Con tristeza asistimos al espectáculo de siempre donde en el país los líderes de la centro y la izquierda se despedazan entre ellos, donde proliferan sus egos, el sectarismo, que demuestra que poco les importa un proyecto colectivo de nación, mediáticamente para justificar la mala administración del distrito de Bogotá, la Sra. alcaldesa la emprende contra el pacto histórico, en la misma lógica del uribismo, la pelotera del partido alianza verde al no definir candidato presidencial, profundiza las contradicciones en el centro y favorece a las Sras. Claudia López y Angélica Lozano con la maquinaria aceitada del distrito, generan esta dispersión, que a la postre favorecerá al uribismo.

La llamada coalición de la esperanza la emprende contra el pacto histórico y viceversa, desconociendo que a quienes hay que derrotar son al uribismo, por ello el futuro de las próximas elecciones no asegura un triunfo del centro y la  izquierda y no se descarta un escenario similar al ocurrido en el Ecuador.

No se concibe como el centro y la izquierda no interpreta el estallido social, donde millones de colombianos liderados por los jóvenes en la calle, movilizados, le notifican al país que estamos cansados de este régimen de miedo y terror, que la nación requiere de un cambio de gobierno que le ofrezca un proyecto colectivo a la nación, donde el gobierno sea para todos, en especial para los que más lo necesitan, porque son más de 200 años donde el estado ha estado al servicio de unas pocas familias de poderosos, siendo el perverso sistema financiero uno de los más favorecido. Debe quedar claro que si los líderes y lideresas del centro y de la izquierda democrática no responde al llamado de UNIDAD que se reclama desde todos los sectores sociales, comunitarios, de los llamados del estallido social, serán los responsables de que siga reinando el uribismo, pero de la misma manera, si interpreta lo que ocurre en la movilización ciudadana, si deponen sus intereses personales, serán la esperanza histórica de que la nación con un proyecto colectivo alternativo, le entregue un gobierno pensado en el bienestar y progreso, que empiece a saldar las grandes brechas de injusticia, desigualdad y ausencia de libertades ciudadanas y de una democracia profunda para todos y todas, donde la tarea de la unidad será el primer paso. La responsabilidad histórica está por empezar…manos a la obra.

Publicado por zabieradmin

Licenciado en Ciencias sociales de la Universidad Francisco José de Caldas de Bogotá, Esp. en Desarrollo y Gobierno Local de la Universidad de Nariño. Investigador social y analista de contextos y dinámicas políticas, sociales y económicas territoriales. Ex Asesor de Paz Departamental de Nariño 2008-2011; Ex Subsecretario Departamental de Gobierno de Nariño 2012 2013; Ex Comisionado Municipal de Paz de Pasto 2016-2019. Poeta, escritor, ensayista, periodista empírico alternativo, Columnista del Semanario VOZ, autor del Libro “Nariño de la guerra a la paz”. Defensor y promotor de Derechos Humanos y de las víctimas del conflicto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: